La nevada ocasiona en las infraestructuras de Alcobendas daños por valor de 5,4 millones de euros

Los efectos de la tormenta de nieve y hielo provocada por la borrasca Filomena han perturbado gravemente las condiciones de vida de la población de Alcobendas, provocando una grave afectación a los servicios públicos y a la actividad económica y social. Por ello, el Ayuntamiento ha solicitado al Gobierno de España la declaración del municipio como zona afectada gravemente por una emergencia de protección civil, en el marco de lo dispuesto en el artículo 23 de la Ley 17/2015, del Sistema Nacional de Protección Civil. Una petición que se aprobará, ya que el Consejo de Ministros celebrado el martes 19 de enero acordó autorizar esta declaración de zona catastrófica para los territorios de Madrid y Castilla-La Mancha afectados.

Esta figura se reserva para aquellos casos en los que, a causa de un siniestro, se perturben gravemente las condiciones de vida de la población, una área geográfica determinada o cuando se produzca la paralización, como consecuencia del mismo, de todos o algunos de los servicios públicos esenciales. La valoración estimativa inicial de daños en infraestructuras, equipamiento e instalaciones de titularidad municipal es de 5,4 millones de euros.

En ese sentido, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, visitó Alcobendas el viernes 15 de enero para comprobar algunos de los daños causados por la borrasca Filomena. Aguado mostró su apoyo al Gobierno PSOE-Cs en su solicitud de zona catastrófica “para que así puedan acceder a las ayudas que permitan recuperar la normalidad cuanto antes. Esta borrasca no nos va a parar y Alcobendas seguirá siendo un referente regional”.

El vicealcalde, Miguel Ángel Arranz, ha subrayado que “esta declaración nos va a permitir que las familias, empresas y autónomos de Alcobendas que han sufrido las consecuencias de esta nevada sin precedentes puedan acceder a ayudas y exenciones fiscales que les permitan remontar la situación”.