El Ayuntamiento estudia incorporar las carreteras de El Goloso y Fuencarral al tejido urbano

El equipo de gobierno municipal analiza la incorporación de las carreteras M-616 (El Goloso) y M-603 (Fuencarral) al tejido urbano para así afrontar mejor las problemáticas que plantean en la actualidad a los vecinos estas vías rápidas que atraviesan nuestra ciudad.
Estas carreteras son titularidad de la Comunidad de Madrid a día de hoy, encargándose el Ejecutivo madrileño de su limpieza y mantenimiento. Y como no son de titularidad municipal, su regulación depende del Gobierno autonómico, lo que origina múltiples conflictos entre administraciones y complicaciones en el día a día para vecinos y empresas.

Integración con Los Carriles

En concreto, la carretera de El Goloso supone una barrera arquitectónica importante que aleja al colegio Padre Manyanet y a las universidades Autónoma de Madrid y Comillas de los vecinos de Alcobendas. El objetivo del equipo de gobierno es integrar estas zonas en la futura urbanización de Los Carriles con el fin de generar sinergias entre el distrito educativo y el nuevo barrio de la ciudad. Asimismo, en ese momento, esta carretera supondrá una barrera entre Los Carriles y Fuente Lucha y Valdelasfuentes, que según el vicealcalde de Alcobendas, Miguel Ángel Arranz (Cs), “debemos evitar en la medida de lo posible”. Una vez que el Ayuntamiento reciba esta vía rápida de la administración autonómica, se proyectará un nuevo viario urbano en la zona, a la vez que se ejecuta la urbanización de Los Carriles.

Conexión con ‘Nuevo Norte’

La carretera de Fuencarral será la futura conexión con Madrid Nuevo Norte. El Ayuntamiento de la capital ya ha recibido de la Comunidad el tramo que corresponde a su término municipal para facilitar la urbanización de este importante desarrollo urbanístico, por lo que el tramo de Alcobendas queda desconectado de la red de carreteras. Según el vicealcalde, “Alcobendas tiene que plantearse a futuro cómo quiere relacionarse con Madrid Nuevo Norte, qué quiere hacer con esa parte de la ciudad que deja a un lado un polígono industrial y al otro una zona comercial y de oficinas grande, zonas educativas, deportivas y una urbanización como Cuestablanca”.