El alcalde de Alcobendas veta la moción de Miguel Ángel Arranz

El alcalde del tripartito que gobierna en Alcobendas vuelve a vetar al concejal no adscrito Miguel Ángel Arranz, siendo esta la primera vez en la legislatura que el alcalde veta un moción presentada al Pleno del Ayuntamiento de Alcobendas. En esta ocasión ha vetado la moción que había presentado Arranz para el Pleno del Ayuntamiento de Alcobendas del mes de Marzo, una moción que simplemente solicitaba que las mociones, las propuestas que se aprueben en el Pleno de Alcobendas se ejecuten y se lleven a cabo. Esta misma propuesta se ha presentado en infinidad de municipios. Sin ir más lejos, en San Sebastián de los Reyes hace un par de semanas se presentaba y se aprobaba. Pero también en más municipios de la Comunidad de Madrid, como son Rivas Vaciamadrid, Algete, Majadahonda, etc. En todos ellos se ha debatido, y en algunos se ha aprobado y en otros no se ha aprobado, pero en todos se ha debatido. En algunos de estos municipios incluso estas propuestas eran presentadas por el propio partido que representa el señor Retolaza, que no es otro que Ciudadanos.

“En esta ocasión, y ya van dos, el alcalde del gobierno tripartito ha vetado no la propuesta que yo llevaba al Pleno de Alcobendas, sino que ha vetado la voz de los vecinos de Alcobendas a los que yo represento. No me van a silenciar, no me van a callar, y al igual que hice antes como vicealcalde y ahora como concejal de la oposición, voy a seguir defendiendo y llevando la voz de mis vecinos al Pleno del Ayuntamiento de Alcobendas” ha afirmado Miguel Ángel Arranz. Además, ha añadido que “esta maniobra por parte del alcalde del tripartito que gobierna Alcobendas, lo que pretende es crear una cortina de humo y desviar la atención en el Pleno de la rendición de cuentas sobre el desmesurado gasto de las comidas de los concejales del equipo de gobierno. Quieren desviar la atención para que pase desapercibido que la abultada cuenta de esos auténticos banquetes de los que disfrutan los concejales del equipo de gobierno, la pagan los vecinos de Alcobendas”