Columna del Pleno Ordinario del mes de Octubre vetada en la revista municipal SietedíaS

En el pleno ordinario del mes de Octubre, ha sido aprobada por unanimidad la moción que presenté para luchar contra el fraude y la corrupción en nuestra ciudad. No sólo es fundamental reactivar el Reglamento antifraude y anticorrupción de Alcobendas para conseguir un gobierno abierto, sino que es nuestra obligación que nuestros vecinos sepan cómo gastamos el dinero, qué contratamos y a quién, y con quién nos reunimos para evaluar los posibles casos de fraude y corrupción, así como poner a su disposición herramientas para canalizar presuntos casos de fraude o corrupción.

Gobernar es decir, y así quedó patente en el Pleno. El equipo de gobierno decidió arrinconar a las Casas Regionales de nuestro municipio y llevarlas a una espiral de eliminación programada asfixiandolas económicamente, sin darse cuenta de que su aportación social a nuestra ciudad es infinitamente mayor que la subvención que reciben para realizar las pocas actividades que les “ dan permiso ”desde el consistorio para realizar.

La siguiente decisión del equipo de gobierno fue apostar por mantener cerrado el Centro de Mayores Virgen de la Paz sin dar alguna a su apertura o cambio de ubicación, perjudicando a los que peor lo han pasado en pandemia: nuestros Mayores, nuestro mayor tesoro. Intenté transmitir al nuevo alcalde la gravedad de la situación y la urgencia de una solución, pero lamentablemente no pude, ya que se ausentó durante toda mi intervención.

La última decisión del equipo de gobierno en este pleno fue seguir maniendo “el chiringuito” de la Fundación Ciudad de Alcobendas, con el exalcalde Socialista Rafael Sánchez Acera al timón de la misma. La última transferencia pública que le realiza el Ayuntamiento de Alcobendas a este órgano que supone una duplicidad con la concejalía de cultura asciende a 244.000 euros.

Juzguen ustedes mismos