Miguel Ángel Arranz

Alcobendas facilita la conversión de locales comerciales en viviendas

Para ello, el Ayuntamiento va a modificar la Ordenanza de la Edificación, Construcciones e Instalaciones.

La modificación que el Ayuntamiento de Alcobendas va a realizar de la Ordenanza de la Edificación, Construcciones e Instalaciones permitirá convertir locales comerciales situados a pie de calle en viviendas, para así incrementar la oferta de alojamientos en aquellas zonas de la ciudad donde parece que la actividad comercial en esos locales dejó de ser de interés, como son algunas calles secundarias del Distrito Centro.

Se trata de una modificación que se encuentra en periodo de exposición pública hasta el 1 de marzo para que los interesados puedan hacer alegaciones, que serán analizadas por los servicios técnicos de Urbanismo para ser incorporadas, o no, antes de su aprobación definitiva, en el Pleno del mes de abril.

El vicealcalde y concejal de Urbanismo, Miguel Ángel Arranz, junto al concejal del Distrito Centro, Alberto Polo, han visitado algunas calles aledañas a las zonas más comerciales de este distrito, donde se encuentran locales que desde hace años no cuentan con actividad comercial y cuyos propietarios se han interesado por este cambio de modelo que les permitiría dar un nuevo uso a estos espacios.

El vicealcalde ha declarado que este cambio “permitirá dar una solución a los propietarios, generará más oferta de vivienda en Alcobendas y revitalizará y dinamizará estas zonas. Además, en la ordenanza queda claro que no se permitirá ninguna infravivienda, como aquellas bajo rasante”.

Este cambio de uso de local a vivienda es tendencia en numerosas ciudades, como Madrid o Barcelona, donde desde hace años ya se permite. Arranz ha informado de que, desde 2014, se ha autorizado el cambio de uso a 87 locales comerciales en Alcobendas, pero con procedimientos lentos y complejos. Y es que esta modificación de la ordenanza pretende acabar con el principal obstáculo que existía hasta la fecha, que era la prohibición de dar salida directa a la vía pública, dado que tenían que hacerlo a través de las zonas comunes de los edificios en los que se encontraban, algo que se elimina en esta modificación.

Con la entrada en vigor de la nueva ordenanza, podrán convertirse en viviendas muchos locales que antes no podían. Deberán cumplir, eso sí, con todas las exigencias de la ordenanza para las viviendas. Podrán optar a este cambio de uso locales en edificios residenciales de más de 10 años cuyo suelo esté al menos al nivel de la acera, siempre y cuando se respeten las zonas comerciales mínimas que impone el planeamiento urbanístico.